keyboard_arrow_up

Vivir en un campo de refugiados

Inicio Noticias Vivir en un campo de refugiados

Vivir en un campo de refugiados

Durante este curso 2020-2021, a pesar de las dificultades ocasionadas por una pandemia, hemos puesto en marcha con los alumnos de 1º de Bachillerato un proyecto orientado a completar los conocimientos y habilidades adquiridos a lo largo del curso en la asignatura de Tecnología Industrial, con el fin de que pudieran aplicarlos en situaciones reales, aprendiendo que ellos también pueden comprometerse por el bien común para crear un mundo mejor y más justo. Todo ello siguiendo los pasos de nuestra fundadora, Santa Juana de Lestonnac, que tanto nos instaba a integrar a nuestros alumnos en la sociedad tendiéndoles la mano.

En el proyecto llamado “Mejora de un campo de refugiados” se dividieron a los alumnos en cuatro equipos según sus intereses académicos y profesionales que ya van definiendo sus caminos. Estos equipos eran el de vivienda, el de seguridad , el de ingeniería y el de telecomunicaciones. Definidos estos equipos, se ha desarrollado este proyecto sustentado en la metodología de Aprendizaje basado en proyectos (ABP) con el fin de aunar las competencias alcanzadas con uno de los lemas más significativos de nuestro proyecto educativo, lema acuñado por nuestra fundadora, “Educar en la vida y para la vida”.

Teniendo experiencia personal en el trabajo como militar en campos de refugiados, se mostró a los alumnos la realidad de cómo viven y se atienden a más de 180.000 personas en uno de los mayores campamentos construidos en el mundo, Kakuma, en el país africano de Kenia.

Una vez conocida la crudeza de las consecuencias de la guerra y desigualdades que existen, los alumnos se dispusieron a la toma de decisiones para ir desarrollando en cada equipo, dentro de sus propios carismas particulares, la propuesta de alguna mejora que se pudiera incorporar en este campo de refugiados en concreto. A lo largo del curso, y a través de esta toma de decisiones continua en las que iban incluyendo los diferentes conocimientos curriculares de la asignatura, se les ha ido enseñando la importancia que tiene en la vida el discernimiento. Cómo en cada decisión tomada, sin apenas percibirlo, se iba uniendo en su interior lo humano con lo espiritual, avanzando así en el camino que Dios sueña para cada de nosotros.

Buenas ideas y excelente trabajo en equipo el que han realizado estos alumnos, implicándose con gran pasión del corazón en este proyecto. Enhorabuena a todos.