keyboard_arrow_up

Proyecto Llama

Inicio Noticias Proyecto Llama

Nuestro Verano: Colonia Urbana en el Proyecto Llama

Como cada año, la llegada del mes de julio tiene un significado muy ilusionante para el Colegio Compañía de María de Logroño. Durante los diez primeros días de este mes, 22 niños/as del Proyecto LLAMA y 20 voluntarias disfrutan y viven la Colonia Urbana.

La temática de este año giraba en torno a algunos de los países en los que están presentes la Compañía de María y FISC: Bolivia, Albania, Filipinas, Nicaragua y Tanzania. Los niños/as estaban organizados en grupos de trabajo heterogéneos – edades diferentes en un mismo grupo es significado de enriquecimiento y aprendizaje conjunto- y cada grupo pertenecía y representaba un país de los ya mencionados. 

Todos los días las monitoras voluntarias esperaban con ilusión la llegada de los niños/as que daba comienzo a mañanas llenas de emoción que jamás olvidaremos. Los días comenzaban con hora y media de apoyo escolar que se complementaban con actividades lúdicas, educativas y muy divertidas. Entre ellas destacan: yincanas, juegos de agua, sesión de cine y palomitas, charla formativa de FISC, manualidades, fiesta de disfraces y varias excursiones: a la piscina, a Barranco Perdido y al Parque de Bomberos.

Sin duda, ver a los niños/as disfrutar tanto y el sonido de sus risas es algo que vamos a recordar siempre. Por las mañanas se realizaban las actividades con los niños/as y por las tardes se hacía una evaluación del día y las voluntarias organizaban las actividades y los materiales para el día siguiente. El último día, las evaluaciones fueron muy positivas; qué bonito​ es compartir a través del diálogo y ver cómo todas tenemos algo común, que nos une: una experiencia vivida con pasión y corazón. A continuación, algunas de sus aportaciones:

“Creo que durante estos diez días he ayudado a los niños a crecer en el ámbito educativo y en el personal; a su vez, ellos me han hecho crecer y madurar como persona, enseñándome mucho más de lo que yo les he podido enseñar”.

“Ha sido una experiencia inolvidable. He aprendido a enseñar, a ser más responsable y he descubierto el valor de las cosas y, sobre todo, el de las personas. Los niños también me enseñaron mucho: el valor de la verdad y de la honestidad. El resto de voluntarias me ha enseñado el significado de compañerismo, de compartir y de disfrutar. Para mí ha sido una experiencia de aprendizaje y de madurez; una experiencia única que volvería a repetir mil veces”.

Personalmente, ha sido una experiencia increíble. Comenzó siendo un reto: era mi primer año como coordinadora y mi primer año en la Colonia; sentía incertidumbre, responsabilidad, nervios…y acabé disfrutando y aprendiendo cada minuto y con el corazón lleno de cariño, amor y recuerdos que me guardaré por siempre. No es lo que das, sino todo lo que recibes. Considero que tanto a nivel formativo como a nivel vivencial resulta muy positivo para todos aquellos que formamos parte. Por un lado, los niños/as aprenden, conviven y disfrutan de un amplio abanico de actividades de verano y, por otro lado, incorpora a las voluntarias en una experiencia de voluntariado social que les convierte en personas críticas, responsables y comprometidas con el mundo que les rodea.

En definitiva, a través de la educación integral, se fortalece la Pedagogía propia de la Compañía de María que tiene como objetivo educar en la vida y para la vida.

Si quieres ver lo bien que lo hemos pasado, clica aquí

Elisa Sagredo Zúñiga