keyboard_arrow_up

Eskerrikasko, Gracias!

Inicio Noticias Eskerrikasko, Gracias!

DONOSTI - SAN SEBASTIÁN, 150 AÑOS DE PRESENCIA

Con el poso que dejan los días vividos de manera entrañable, alegre, honda y sencilla compartimos algunos retazos que nos han sido significativos.

La palabra más repetida, dicha y recibida ha sido GRACIAS – ESKERRIKASKO, esta fue la clave de inicio de las celebraciones, con una eucaristía de Acción de Gracias, el mismo día que celebrábamos la fiesta de Sta. Juana y que marcó el tono de los siguientes días.

En la homilía escuchábamos:

“En primer lugar agradecimiento a la Compañía de María, como ciudad; agradecimiento con la Compañía de María a Dios;  Nos unimos a vosotras en vuestro agradecimiento,  por ser don para la Iglesia, para la comunidad eclesial y como personas con quienes hacemos camino juntos. Agradecimiento porque “nos habéis acercado a Dios” y el agradecimiento de Dios  “por vuestra entrega”.

Escuchad ese “eskerrik asko”, ese gracias que emana del corazón de Dios por vuestro empeño, a las duras y a las maduras, por hacer realidad el sueño de Dios expresado e impulsado por San Juana” 

 Tras escuchar la conferencia de Arantza Zabaleta odn,  en la que recordamos el pasado y a tantas personas que han hecho posible el hoy gracias a la superación de avatares y dificultades, aflora nuevamente la actitud de AGRADECIMIENTO.

Así nos lo hicieron sentir tanto las pinceladas de historia escuchadas como las expresiones de algunas/os participantes:

“Celebrar 150 años de presencia educativa, es para todos nosotros una invitación a contemplarla desde tres miradas: al pasado en cercanía a su historia, al presente con lucidez y esperanza y un futuro soñado al que queremos contribuir”

En cada uno de los momentos a los que fuimos poniendo la mirada, el común denominador fue y es:  Respondiendo a nuevos retos

 “Si San Bartolomé tuvo su origen en el deseo de responder a una necesidad existente en la ciudad, hoy después de 150 años podemos decir lo mismo en relación a su continuidad; tanto por parte de la Compañía de María, como de tantos y tantos laicos con quienes compartimos la misión” La innovación, los nuevos lenguajes están en el trasfondo de toda nuestra historia, juntamente con el deseo fiel de responder al querer de Dios y mantener la llama de la fe”.

Algunas de las personas asistentes, antiguas alumnas, religiosas de otras congregaciones, voluntarios, gentes de nuestros barrios, sacerdotes… dieron testimonio de esta presencia cercana y en Compañía en distintos ámbitos, momentos y situaciones, alentándonos a no claudicar y seguir creando juntas y juntos la  historia venidera.

La Fiesta de Solidaridad vivida en plena calle, con Zumbatón, mercadillo de artesanía, “pintxo-solidario” fue otra manera de agradecer lo recibido y celebrar el empeño solidario de jóvenes, antiguas alumnas/os y adultos para compartir lo que tienen con otros en Haití o aquí, por medio de la Hospitalidad, puedan tener una vida más digna. Fue una experiencia de colaboración, de trabajo en equipo y  de encuentro.

Para cerrar la semana el tono de la tarde fue musical, algo muy arraigado en esta tierra. Primero oramos con música y relatos de la vida de Santa Juana, acompañados con canciones, que nos ayudaron  a ir a la raíz de nuestra celebración.

A continuación, compartimos un lunch acompañado de un Concierto Solidario, piano, violín, acordeón y pandero, mezcla de lo contemplativo y lo activo, armonía musical, cantos de la tierra y alegre “kalejira” (pasacalles) quien canta y baila alaba la vida y expande el corazón.

No nos queda más que decir, muy en mayúsculas, GRACIAS – ESKERRIKASKO,  a cada una de las personas que han hecho posible que nos quede este poso de fiesta entrañable; a cada una de las personas que hemos ido formando con mil pequeños detalles y rostros diversos, el puzle de sentirnos COMPAÑÍA aquí y ahora.

Aquí tienes imágenes de los distintos momentos de la celebración.

 

0
0
0